Aprende a elegir los aretes y el collar adecuados

¿Diamantes, 24 quilates, fantasía, oro, plata o platino? Los hay chicos y grandes, llamativos y sutiles. Hay una gran cantidad de diseños de aretes y la selección del mejor diseño para nuestro rostro depende de la forma del mismo no solo de la moda. 

La forma de nuestro rostro tal como para el corte del pelo puede balancearse con los aretes correctos. Generalmente la forma opuesta a la forma de tu rostro es al que favorece.

Rostro ovalado
El rostro ovalado es considerado el rostro perfecto. Puede usar todo corte de cabello y toda forma de aretes. Si tienes la suerte de tener este tipo de rostro prueba todos los estilos.

Rostro cuadrado
Caracterizada por sus ángulos marcados en la barbilla y frente formando un cuadrado, puede balancearse usando aretes alargados, ovalados o chicos lo mismo que argollas. Evita los aretes grandes que no cuelgan.

Rostro redondo 
Los diseños alargados ya sean ovalados, lineales o rectangulares son los mejores. Evita los diseños redondos y los aretes grandes que no cuelguen. 

Rostro rectangular o alargado
Los mejores diseños son los que tienen ruedas o redondos y las argollas. Evita usar diseños con pendientes largos de la misma forma de tu rostro.

Rostro triangular invertido y de corazón
En estos tipos de rostro los cuales son muy similares, hay que evitar los aretes que simulen la forma triangular invertida es decir que terminen en punta y sean más anchos en la parte superior. Casi todos los tipos de aretes favorecen este tipo de rostro teniendo en cuenta el consejo anterior.

Rostro en forma de diamante
En este tipo de rostro las mejillas son más anchas que la frente y la barbilla. En general puede usar todo tipo de aretes. Tiende a ser un rostro grande por lo que preferiblemente los aretes deben de ser dramáticos.

La estatura o tamaño de la persona
Esto también influye al seleccionar los aretes más apropiados. Las personas pequeñas o de huesos finos preferiblemente deben de usar aretes más chicos o finos, las personas altas o grandes deben de usar estilos más grandes y dramáticos.  

No olvides que aparte de tu tipo de perfil, también debes considerar tu estatura. Así, a las chicas bajitas nos recomiendan usar aretes más chicos y a las altas, viceversa. Aunque en realidad puedes ponerte los pendientes y accesorios que quieras. Recuerda que éstas son solo sugerencias para lucir tu belleza de manera más armónica y no estás obligada a seguirlas. Pero sí a sentirte bien con lo que te pones.

 LOS COLLARES. La mayoría de las veces hacemos hasta lo imposible por conseguir el que esta de moda.

 Sin embargo, el uso de collares no es solo una obsesión femenina de compradoras compulsivas, sino que, es una herramienta básica para el atuendo y un arma que cubre defectos al lucir prendas.
Para empezar, es importante tener en cuenta dos cosas: primero, que cualquier accesorio que usemos siempre llevará la atención de los demás sobre esa área. Por lo tanto, debemos evitar usarlos si queremos disimular esa zona del cuerpo.
En caso de que no sea así, el segundo punto a considerar es la ocasión en la que se lo use. En el caso del collar opta por uno simple y delicado para el día, y uno más valioso o llamativo para la noche.
Hay collares para todos los gustos, desde los largos y recargados hasta los cortos y sencillos, pasando por las gargantillas; sin embargo, no todos los modelos son para todas.
La principal tragedia de las fanáticas de los collares es que, al estar diseñados para estilos y usos específicos, así como para tipos de escote y cuellos; de allí surge la importancia de saber elegir el collar correcto para nuestro tipo de figura. Por lo tanto, es importante que antes de adquirir un diseño, reconozcas tu figura en el espejo para hacer una buena elección.
 

ESCOTE CUADRADO.
Combinan perfectamente con collares cortos y aretes largos los escotes cuadrados. También puedes optar por un modelo clásico o atrevido pero siempre que quede apoyado sobre la base del cuello. Combina un cuello cuadrado con un pendiente que cuelgue de una cadena larga. Buscá un largo que caiga entre las clavículas.  

 BUSTO GRANDE.

Lo ideal es usar gargantillas para evitar llamar la atención sobre tu escote, sobre todo si tienes baja estatura, pero si eres alta puedes llevar collares largos muy delgados sobre un escote en V. Eso sí, si el busto es grande evita usar collares en Y pues el colgante siempre caerá al centro y no podrás evitar las odiosas miradas.



ESCOTE TIPO CORAZÓN.
Si el escote es de tipo corazón, puedes llevar un collar mediano y pendientes no muy largos ni cargados.
El largo ideal varía entre los 42 y 50 cm. El diseño puede ser sencillo o algo más elegante.

GARGANTILLAS.

Si eres bajita es preferible que no sean muy recargadas, pues de lo contrario te restarán altura y elegancia; mientras que si eres alta, te destacará la figura y lucirá muy bien en tu cuello.

 

ESCOTE TIPO STRAPLESS.
Aquellos vestidos o remeras con escote tipo strapless pueden combinarse con cualquier tipo de accesorio. Hacen lucir tu cuello. Puede llevarse desde un collar sencillo hasta una gargantilla gruesa, los aros deberán combinarse con el collar. Elegir una gargantilla, estiliza el cuello y realza tus hombros.



PENDIENTE SOLITARIO.

Si vas a usar un escote en V, acentualo con un collar que tenga un pendiente solitario, como una perla en forma de lágrima, una pequeña cruz u otro colgante sencillo. Esta misma pieza también complementa al cuello redondo y al cuello bote.


ESCOTE TIPO EN V.
Por ser muy sexies, con este tipo de diseño pueden utilizarse accesorios cortos y largos, delgados o anchos, brillantes, etc., siempre combinando con el estilo del vestido o blusa que llevas. Y al ser muy sensuales puede lucirse cualquier collar que llegue hasta la abertura del escote.

ESCOTE REDONDO.

Si el escote es ovalado o redondo, los accesorios deberán ser medianos o cortos, pero siempre delgados.
Lo más recomendado es una gargantilla clásica pegada al cuello o un collar muy corto.

CUELLO DE TORTUGA.

(o polera, o beetle) con una cadena larga de cuentas de color, es la mejor opción y a su vez le da un aire actual, dándole varias vueltas. Las piedras preciosas (o semipreciosas) coloridas van bien con un vestuario de día más abrigado, mientras que las cristalinas dan más glamour a un conjunto nocturno.


 

CAMISA.

O una blusa con botones puede quedar bien con un collar más grueso. Una cadena plana de oro o plata acentuará un vestuario casual o de negocios. Combina tus aros y cinturón con los tonos de la cadena elegida.

Si ya tienes collares en tu colección y no sabes cómo darles uso, intenta hacer combinaciones colocando varios juntos y que se destaque lo que quieras combinar. Los collares no están hechos solo para los vestidos, sino que pueden ser usados para cualquier ocasión siempre y cuando mantengan la armonía y elegancia. 
Acuérdate de combinar el color de la piedra, perla o metal, con el de tu conjunto y demás accesorios. Y por supuesto, mantén tus accesorios perfectamente limpios siempre.

Espero que te haya servido de mucho.

Besos,

Ana de los Angeles.

About Ana de los Angeles Araceli López Jiménez

Soy de Lima-Perú. Tengo 27 años. Soy Licenciada en Traducción e Interpretación (Inglés-Alemán-Italiano-Francés) y con una Maestría en Relaciones Públicas. Trabajo como Asistente de Gerencia; y como traductora freelance en mis tiempos libres.
This entry was posted in Accesorios, Tips. Bookmark the permalink.

No se permiten comentarios.